La prostitución y la pornografía son consecuencia de la pobreza y la violencia económica

undefinedPor: Carol Arriaga @CarolBArriaga

Este noviembre participé en el Foro “Retos y realidades de la lucha contra la trata de personas”, a invitación de la maestra Teresa Ulloa, quien se ha distinguido por su lucha contra este terrible delito.

La trata es un delito que contempla las siguientes acciones: captar, enganchar, transportar, transferir, retener, entregar, recibir o alojar a una o varias personas, con fines de explotación.

La más de las veces esa explotación es de tipo sexual; es decir, nos enfrentamos a la prostitución forzada, y las víctimas son preponderantemente mujeres, y de entre éstas las niñas, adolescentes y jóvenes son las principales víctimas. También afecta a los travestis y transexuales.

Los clientes o puteros (personas que pagan por sexo), rara vez se enteran de si la mujer prostituida por la cual están pagando está siendo explotada por una tercera persona. Hay un vínculo indisoluble entre trata y prostitución, porque en ambas hay una opresión hacia la mujer prostituida, quien generalmente no solo es pobre, sino que es joven y a menudo migrante, además de que debe enfrentar presiones para tener sexo de maneras no convenidas y hasta violentas.

Nadie se prostituye por placer, sino para satisfacer necesidades económicas. Hemos de situar esta problemática como parte del sistema neoliberal y patriarcal, en el que el cuerpo de la mujer es una mercancía; un objeto que demanda el hombre para su goce y disfrute.

La prostitución y la pornografía son consecuencia de la pobreza y la violencia económica, que encuentran cabida en el régimen de opresión, corrupción y privilegios, donde los hombres han detentando históricamente el poder político y económico, y dominan los medios. Mientras, las mujeres son las que menos gozan de oportunidades de estudio y trabajo.

Existen dos grandes posturas sobre el tema de la prostitución. La abolicionista que aborda el problema desde la raíz, es decir, como una forma de opresión, y la reguladora, que quiere normarla a través de leyes, que hasta ahora habían sido sanitarias para proteger la salud de los varones.

Recientemente, un legislador de la Ciudad de México se atrevió a proponer una tarifa única, lo que da muestras de una preocupación por la economía masculina y no por los derechos y libertades de las mujeres. El argumento del diputado local es proteger su emancipación económica y que se les permita disponer de su cuerpo de manera autónoma y como un trabajo no asalariado.

El cuerpo de las mujeres no es una mercancía que deba sujetarse a las leyes de la oferta y la demanda o de competencia. Legalizar la prostitución como una forma de “trabajo” e imponerle tarifa, es legalizar un sistema de opresión y privilegios de los hombres hacia las mujeres, contra el cual hemos venido luchando.

Es necesario refrendar los que marca nuestra Declaración de Principios:

El modelo neoliberal impuesto en los últimos 30 años, sólo ha beneficiado a una minoría a costa de la pobreza de la mayoría de los mexicanos. La economía está en manos de los monopolios; la planta productiva está destruida; hay millones de jóvenes sin oportunidades de estudio o de trabajo; el campo se encuentra abandonado y miles de migrantes cruzan la frontera norte cada día, a pesar de los riesgos y de la persecución.

La invitación es a abolir la prostitución, a condenar a los clientes y no a las mujeres, quienes merecen oportunidades de estudio y trabajo, así como a enseñar a las mujeres a disfrutar su sexualidad en condiciones de igualdad y en plena libertad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s