2 de junio, natalicio de Hermila Galindo, feminista sufragista

“Mujer de mi tiempo, soy, por ende revolucionaria, mi espíritu no puede doblegarse ante ningún dogma, y, por lo mismo, no juzgo que una idea, por el hecho de haber surgido de un cerebro, universalmente reconocido como superior, deba aceptarse a priori.”

Hermila Galindo Acosta fue una feminista cuya actividad política e intelectual destacó en la revolución mexicana. Nació el 2 de junio de 1886 en Durango, y siendo muy joven se involucró en la oposición hacia el régimen de Porfirio Díaz. Perteneció al Club Liberal Abraham González y en 1914, el Primer Jefe del Ejército Constitucionalista, Venustiano Carranza la escuchó dar un discurso.

Inmediatamente reconoció su talento político y le propuso colaborar con él. Así, fue su secretaria pero además, el revolucionario le encomendó otras labores, como la de dar a conocer su doctrina en política exterior (la Doctrina Carranza) en giras dentro y fuera de México.

Como feminista, Hermila Galindo sostuvo la agenda sufragista, y entre 1916 y 1919 editó y publicó una revista feminista llamada La mujer moderna, en la que se discutían temas políticos y culturales. También participó en el Primer Congreso Feminista de 1916, con una polémica ponencia titulada “La mujer en el porvenir”. Por esas fechas, además le exigió al Constituyente de 1916-1917 que incorporara el voto femenino en la Carta Magna. Sin embargo su demanda no fue escuchada.

Durante el Congreso los legisladores discutieron si el artículo 34 Constitucional podría dar pie a que las mujeres quisieran ejercer el voto, porque la frase “Son ciudadanos de la República todos los que…” usaba el masculino universal. Aunque en el pleno se propuso cambiar el artículo para hacer explícito que incluía sólo a varones, desecharon la idea. Al año siguiente, la sufragista Hermila Galindo aprovechó esa ambigüedad y se postuló como candidata a Diputada. Aunque no reconocieron su participación, ella aseguró que fue víctima de un fraude electoral.  

La actividad política de Hermila Galindo fue intensa, se enmarcó en un periodo de transformación en el que muchas revolucionarias se involucraron en la búsqueda de justicia para toda la sociedad, pero también para las mujeres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s