Candidaturas para encabezar CONAPRED: Entrevista con Arcelia García Santiago

La Regeneración: ¿Nos podría comentar brevemente cuál es su trayectoria personal y profesional?

Mi nombre es Arcelia García Santiago, soy indígena zapoteca de la sierra norte de Oaxaca, nací en un pueblo muy bonito que se llama Capulálpam, allí crecí al lado de mis abuelos, mis padres, y mi hermano. Mi infancia transcurrió en medio del campo, aprendiendo la importancia del trabajo comunitario, y la gobernanza.

Cuando termine el bachillerato, emprendí mi camino como migrante a la Ciudad de Monterrey, Nuevo León, donde tuve la oportunidad de estudiar y trabajar. En este contexto estudié la licenciatura de Psicología Social, acompañando los procesos organizativos de hermanos indígenas mazahuas, zapotecas, otomíes, y nahuas; de esta organización nació la casa de la mujer indígena de Nuevo León, de la cual soy parte del equipo fundador.

Trabaje durante cinco años con migrantes, y trabajadoras del hogar, de donde nace  mi interés por saber, conocer  y ejercer nuestros derechos ante el abuso  y discriminación. Es por ello que decidí estudiarla Licenciatura en Derechoen la Universidad Autónoma de Nuevo León.

He trabajado como psicóloga social con jóvenes y niños en situación de calle,  violencia y vulnerabilidad. En conjunto con la Secretaria de Desarrollo Social de Nuevo León realizamos  talleres de desarrollo Humano, alimentación, y oficios para prevenir que las y los jóvenes se involucraran en pandillas y drogas. Por estas importantes actividades, Zihuame Mochilla A.C. me postulo al premio Estatal de la Juventud en la categoría de liderazgo social.

Posteriormente, ante las necesidades de tener mayores herramientas técnicas para ejercer mi profesión, estudie el posgrado en  Derechos Humanos, Derechos indígenas y Cooperación Internacional en la Universidad Carlos Tercero de Madrid, becada por el Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe. 

Como abogada litigante, he trabajado en juicios administrativos, civiles, familiares y laborales.  También me he desempeñado en el servicio público federal como Coordinadora regional de la Secretaria de Desarrollo Social (SEDESOL) Delegación Oaxaca,  y en la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI)  como coordinadora del programa becas a jóvenes indígenas, excarcelación de presos indígenas  y Capacitación en la Delegación Morelos.

A nivel internacional he trabajado durante los últimos tres años, en las recomendaciones sobre temas de paz, tierra, y territorio para el Foro Permanente de Naciones Unidas para las Cuestiones Indígenas. Así, mismo he trabajado en el Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe, (FILAC) en el Programa Emblemático Mujer Indígena. (MILAC).

A nivel comunitario he sido presidenta del Comité de Capulalpenses radicados en Oaxaca, vicepresidenta de la Asociación de profesionales y profesionistas para el Desarrollo integral de Capulálpam. Socia fundadora del proyecto: Revitalización lingüística identidad zapoteca con niños.Socia fundadora de la escuela de formación de promotores en medicina tradicional.

Durante mi trabajo con mujeres  indígenas y afrodescendientes he realizado, talleres, seminarios, campañas de visibilizarían, diagnósticos participativos  y proyectos de autodesarrollo comunitario,  contribuyendo a la resolución de problemas de la agenda publica y privada.

Actualmente tengo el mandato como Coordinadora en México, de la Alianza de Mujeres Indígenas de Centroamérica y México (AMICAM), organización creada en el año 2004 como un espacio de articulación entre mujeres indígenas, sociedad civil, instituciones de gobierno, y el Sistema de las Naciones Unidas (SNU), cuyo objetivo es contribuir al fortalecimiento del liderazgo de las mujeres indígenas en conjunto con mujeres afrodescendientes, para incidir en la agenda nacional e internacional.

Estoy convencida de que nuestro trabajo profesional siempre debe contribuir a una  igualdad e inclusión social,  por ello, me es importante sumar a mi vida, actividades académicas que  fortalezcan a otros, y  otras. En este sentido, actualmente coordino desde la AMICAM el diplomado intercultural para fortalecer el liderazgo de mujeres indígenas y afrodescendientes, financiado por ONU Mujeres, FILAC, FIMI, certificado por la Universidad Nacional Autónoma de México y la Universidad Carlos III de Madrid.

También formo parte  del equipo de Asesoras de la Unidad formativa: Psicología social y comunitaria. En la  Licenciatura en Economía Social y Desarrollo Local, de la Universidad Autónoma Benito Juárez

Además de las tareas académicas, he realizado actividades de consultoría, tallerista y facilitadora de diversos temas como son: xenofobia, discriminación, género, derechos humanos, derechos de los pueblos Indigenas, metodología para la elaboración de proyectos, entre otros

La Regeneración: La propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador fue que la dirección de CONAPRED recayera en una mujer indígena, ¿por qué esta propuesta es importante para un órgano como CONAPRED?

Primero: Porque todas las mujeres indígenas  postulantes que integramos el frente plural de mujeres indígenas, tenemos la capacidad de hacerlo, tenemos las habilidades técnicas, experiencia, articulación, liderazgo, consenso, diálogo y empatía para la construcción de una sociedad plural y justa.

Segundo: El hecho que una mujer indígena presida el CONAPRED, será un precedente para el ejercicio de derechos a la participación en espacios de decisión de las mujeres indígenas y para el propio país en aras de impulsar  instituciones sólidas y autónomas como un principio de inclusión y erradicación de la discriminación. 

Tercero: La experiencia personal que me ha dado el trabajo comunitaria colaborativo con organizaciones mixtas,  plurales, indígenas y afrodescendientes al interior del país, ha regido mi trayectoria como defensora de los Derechos Humanos, sensibilizándome sobre las diferentes formas de discriminación que existen, al tiempo que  mi formación académica me han dotado de las herramientas necesarias para enfrentar el reto de dirigir una de las instituciones medulares  en la construcción de un México igualitario.

La Regeneración: En caso de resultar electa, ¿cuáles serían sus propuestas para combatir la discriminación en nuestro país

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo en su toma de posesión que su gobierno sería garante de los derechos humanos y una de sus primeras acciones de Estado fue la de iniciar la transformación de la Secretaría de Gobernación de una dependencia represora a una protectora y eso debe ir permeando en el resto de las instancias de gobierno.

El CONAPRED como órgano autónomo sectorizado a la Secretaría de Gobernación, es precisamente la oficina que debe ser la responsable de cuidar que ninguna persona sufra ningún tipo de discriminación ni de vulneración de sus derechos desde las esferas del poder, ni en la convivencia cotidiana, pero necesita fortalezas legales e institucionales.

Mi propuesta se basa en ejes transversales:

  1. Desde el CONAPRED promoveremos una sociedad justa e igualitaria donde todas las personas seamos conscientes de que hemos discriminado y hemos sido víctimas de discriminación. Fomentaremos el aprendizaje colectivo sobre el derecho a la no discriminación para que en conjunto, sociedad y gobierno, construyamos relaciones en igualdad de condiciones, reconociendo  las diferencias y respetándolas. La discriminación comienza en el lenguaje y en la forma en cómo nos referimos a otras personas destacando lo que nos hace diferentes, pero en sentido negativo.
  2. La formación y capacitación de las personas funcionarias públicas será permanente en todos los niveles de gobierno y en sus tres poderes para que se sensibilice sobre los actos de discriminación que vulneran nuestros derechos ante reacciones violentas, agresivas y discriminatorios que ameritan exactamente la misma atención del CONAPRED.
  3. Es urgente revalorar el papel de CONAPRED, recordando a la sociedad por qué fue creado y y la importancia de su existencia.  Si no contamos con la información necesaria en el ejercicio de nuestros derechos, si no nos informamos pero, sobre todo, si no hay una conciencia colectiva, seguiremos discriminando e incluso seguirán existiendo delitos basados en prejuicios y estigmas discriminatorios.
  4. Debemos saber que contamos con el CONAPRED para denunciar cualquier acto de discriminación entre particulares o de parte de las autoridades, pero también es necesario que el Consejo cuente con las herramientas jurídicas, técnicas y presupuestales para garantizar el derecho de un acompañamiento, apoyo y asesoría directa, ágil y eficaz. Para ello planeo establecer módulos de atención en puntos estratégicos del territorio nacional, para que las personas acudan con toda la confianza a realizar sus denuncias y a solicitar asesoría. Incluso planteo aprovechar la infraestructura de los gobiernos federal, estatales y municipales para establecer estas oficinas de representación.
  5. El CONAPRED requiere incrementar sus recursos financieros para garantizar su eficiencia y cumplir su misión jurídica de protección a todos y todas. La próxima titular del CONAPRED deberá hacer las gestiones necesarias para lograr incrementar el presupuesto de la institución y al mismo tiempo reforzar los mecanismos de transparencia y rendición de cuentas que le den certeza a la sociedad de que su dinero se gasta,  se gasta bien,  y para lo que ha sido presupuestado.
  6. El CONAPRED debe también convertirse en una caja de resonancia de las comunidades en situación de vulnerabilidad. Propongo actuar como un defensor de sus derechos, pero también como un intermediario entre el poder público, las organizaciones de la sociedad civil y la población en general, para tejer las sinergias que se requieren para combatir la discriminación y construir un México más igualitario y respetuoso de los otros.
  7. En materia jurídica, planeo trabajar con cada una de las legislaturas de los estados para que cuenten con sus propias leyes para prevenir y eliminar la discriminación, en espejo con la ley federal; así como con el Congreso de la Unión para fortalecer el derecho a la no discriminación en los distintos marcos jurídicos federales.
  8. No podemos dejar de observar que CONAPRED necesita mayores facultades de sanción. Es mentira que el Consejo necesite dientes para ser un órgano coercitivo; lo que la institución necesita son fortalezas legales que permitan que sus resoluciones sean atendidas de forma obligatoria, pronta y expedita y que obligue a las dependencias gubernamentales de todos los niveles aplicar sanciones administrativas contra aquellas personas funcionarias públicas que discriminen, sin olvidar que se pueda dar parte a autoridades ministeriales y jurisdiccionales.
  9. El CONAPRED es una institución que sí puede conocer de abusos entre particulares, contrario a las comisiones de Derechos Humanos cuya competencia es atender las quejas en contra de actos u omisiones de naturaleza administrativa violatorios de Derechos Humanos, por parte de cualquier autoridad o servidor público. En este sentido, propongo que el CONAPRED pueda establecer acciones que obliguen a las y los particulares que discriminen a reparar el daño causado y retribuir el honor y la buena imagen de la persona, personas o grupos que ha sido discriminados.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s