Candidaturas para encabezar CONAPRED: Entrevista con Marcelina Bautista

La Regeneración: ¿Nos podría comentar brevemente cuál es su trayectoria personal y profesional?

Mi nombre es Marcelina Bautista, y he promovido los derechos de las y los trabajadores del hogar; es una de las actividades que elegí hacer porque fui trabajadora del hogar. Éste ha sido un trabajo poco reconocido, llevó 20 años en esta lucha y hasta que logramos convencer obtuvimos la voluntad política para cambiar las estructuras legales para que se respeten y garanticen los derechos humanos y laborales de todas las personas.

El 10 de septiembre del año 2000 fundamos el Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar (CACE), ya  vamos a cumplir 20 años con él. Se fundó para exigir los derechos, pero primero que nada teníamos varios temas que aprender: uno era el empoderamiento de las trabajadoras del hogar, otro era la lucha propia, en donde cada trabajadora tenía que asumir su tarea y hacer activismo para poder visibilizar su situación a través de sus propias experiencias e historias.

En el CACE damos capacitación, tenemos asesoría jurídica, hacemos campañas en los espacios públicos para llegar a las trabajadoras del hogar, no podemos esperar a que ellas nos encuentren, es muy complicado.

Este trabajo lo hicimos durante 15 años, hasta que formamos el Sindicato Nacional de Trabajadores y Trabajadoras del Hogar, que fue el primero en incluir a este sector laboral.  A pesar de que uno es Sindicato y la otra asociación civil, tenemos los mismos objetivos, realizamos acciones encaminadas a la visibilidad, reconocimiento y cumplimiento de los derechos de las trabajadoras del hogar, ambas organizaciones trabajamos en la misma línea de defensa, capacitación y protección de las trabajadoras.

El Sindicato hace el papel de negociación, puede hacer la firma de contratos colectivos con los empleadores, mientras que el Centro sirve mucho de apoyo técnico al Sindicato. En CASE se fortalece el liderazgo de las trabajadoras, las certifica y también se promueve la formación política,  para que tengan todas las herramientas en la toma de decisiones, puedan sentarse con otros actores, ya sean empleadores o autoridades, para abordar el tema de sus derechos humanos y laborales.

En la actualidad todo es distinto, es como si viéramos las cosas desde el otro extremo, porque hace 20 años, cuando iniciamos esta lucha, nosotras ni siquiera teníamos conciencia del valor de nuestro trabajo, de sacudirnos el miedo y poder enfrentar a los empleadores para frenar la discriminación o la violencia que muchas veces se ejerce. Ahora tiene más herramientas las trabajadoras del hogar para defenderse, la tecnología es una de ellas, entran al internet y se encuentran con CASE y con el Sindicato, cosa que antes no existía, no teníamos ni teléfono.

Ahora hemos avanzado no sólo en la tecnología, también en las leyes. La Ley Federal del Trabajo ya contempló todos los derechos de las trabajadoras del hogar, próximamente van a tener seguridad social obligatoria, ya el IMSS está preparando el cambio que se tiene que hacer en la Ley del Seguro Social y recientemente el Gobierno mexicano ratificó el Convenio 189 de la OIT, con el cual nuestro país se compromete a fomentar medidas para que el trabajo doméstico se realice en condiciones decentes y respetando los derechos laborales, que serán los mismos que tiene cualquier otra persona.

Quiero recalcar que los gobiernos siempre habían dicho que se tenía una deuda histórica con las trabajadoras del hogar, sin embrago, no tomaron acciones en 20 años que estuvimos luchando porque se ratificara este convenio de la OIT, porque se modificaran las leyes de seguro social y la del trabajo, pero al fin en esta legislatura se tuvo mayor voluntad para ir saldando las deudas con sectores como el de las trabajadoras del hogar.

Ahora hay un reto bastante enorme y nuestra experiencia nos demuestra que no sólo es para el gobierno, para que las leyes se cumplan tenemos que entrarle todas y todos, los empleadores, las trabajadoras, los trabajadores, no sólo el gobierno, aunque éste tendrá que hacer políticas publicas eficientes para que se realice el cambio que las trabajadoras y trabajadores del hogar necesitan en su ambiente laboral, que se dejen de ser explotadas y explotados laboralmente y se especifiquen las tareas a realizar, el pago, las jornadas laborales, días de descanso y vacaciones.

También la sociedad juega un papel muy importante para que los derechos laborales de las y los trabajadores del hogar sean una realidad, y es que se necesita dignificar y reconocer el trabajo de todas estas personas, que en su mayoría son mujeres.

La Regeneración: La propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador fue que la dirección de CONAPRED recayera en una mujer indígena, ¿por qué esta propuesta es importante para un órgano como CONAPRED?

Él lo dijo y creo que su visión es muy importante, porque la persona que llegue a ocupar este espacio, ha vivido todas estas formas de discriminación, somos un grupo de mujeres que hemos luchado mucho por mejorar las condiciones de los pueblos indígenas, de las mujeres y se ha hecho mucho trabajo sobre la defensa de los derechos humanos. Entonces, creo que sabemos lo que es la discriminación y las múltiples formas en la que se ejerce y trabajaremos en una buena estrategia para combatirla.

La Regeneración: En caso de resultar electa, ¿cuáles serían sus propuestas para combatir la discriminación en nuestro país?

1.-Primero que nada todos tendríamos que saber qué es la discriminación y cuándo la estamos ejerciendo, porque por ser actos tan normalizados se hacen de forma tan natural, que la gente no se da cuenta que está discriminando. Hay personas que desconocen completamente la palabra discriminación o no la pronuncian bien, esto se debe a que no están familiarizados con ella, se debe hacer una gran campaña de difusión.

2.- El CONAPRED debe estar al alcance de todos los grupos de la sociedad, debe ser más visible y conocido, que la ciudadanía sepa qué es el CONAPRED y en qué situaciones pueden acudir para solicitar apoyo.

3.- Reforzar el área de atención para que las personas que han sido discriminadas y necesiten asesoría del área legal, salgan satisfechos de la atención que se les brindó por las y los abogados.   

4.- En los estados ya hay una ley contra la discriminación, pero en las estancias no hay un área de atención, eso importante, que ningún grupo esté fuera, por ejemplo, los jornaleros, debemos atender esos grupos que no se les ha brindado un espacio para sus quejas, para trabajar en los cambios que necesitan.

5.- Se debe hacer alianzas con otra dependencias, para garantizar la no discriminación de todas y todos, especialmente de las mujeres, de los pueblos indígenas, otros grupos que no han logrado tener acceso al respeto de sus derechos, ir buscando que se generen políticas públicas que logren dar solución a sus problemas.

6.- Para fortalecer al CONAPRED se necesita presupuesto y mucha visión desde quien lo coordine, quien llegué todavía tiene ese tiempo de analizar qué le falta, y que se puede mejorar.

7.- Es muy importante que se trabaje con los medios de comunicación para que lejos de reproducir y promover estereotipos que discriminan a cualquier sector de la población, tengan contenido educativo que promueva el respeto a los derechos humanos de todas y todos. 

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s