La L en las luchas LGBT

El 28 de junio de1969 ocurrió una revuelta de protesta por parte de la comunidad lésbico-gay en el barrio neoyorquino de Greenwich Village, en Nueva York. Las personas que participaron aquel día reaccionaron ante una redada policial en un bar llamado Stonewall, al que solían asistir miembros de la comunidad LGBTIQ+. En ese tiempo la policía estatal contaba con un Escuadrón de la Moral Pública, que solía llevar a cabo redadas y detener a personas que, según el cánon de la época, desafiaban las normas de género y sexualidad.

Aunque entonces ese tipo de vigilancia era considerada normal y la diversidad sexual se consideraba una desviación, aquella noche de junio los clientes de Stonewall respondieron al acoso policial con una revuelta y la exigencia de inclusión. Ese fue el germen de una larga lucha por la reivindicación de la diversidad, y posteriormente fue reconocido alrededor del mundo como un momento fundacional de la organización por la obtención de reconocimiento y derechos para la comunidad LGBTIQ+.

En el proceso de consolidación de esa lucha histórica, dentro del acrónimo que intenta agrupar a quienes componen a la diversidad sexual (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgénero, Trasvestis, Transexuales, Intersexuales, Queer, Asexuales y los que se vayan agregando), la primera letra, es decir la L, tuvo un papel fundamental.

Las mujeres lesbianas que reivindicaron su derecho a amar a otras mujeres se incorporaron dentro de la demanda principal por alcanzar la aceptación social respecto a cualquier orientación sexual, como parte de un movimiento que ha alcanzado proporciones globales.

En México, la primera marcha del orgullo LGBTIQ+ ocurrió en 1978, cuando el Frente Homosexual de Acción Revolucionaria (FHAR), participó en la marcha que conmemoraba los sucesos ocurridos el 2 de octubre en Tlatelolco. En ese momento, una de las lesbianas más visibles fue la escritora y activista Nancy Cárdenas, quien se colocó al frente del contingente del FHAR.

A partir de ese año, la comunidad LGBTIQ+ se fue consolidando y en su búsqueda de derechos, con la activa participación de las mujeres lesbianas, instituyeron, entre otras acciones, la Marcha del Orgullo LGBTIQ+ en nuestro país.

Asimismo, en honor a la memoria de la participación de las lesbianas en este amplio movimiento, en 1995 se fundó el Centro de Documentación y Archivo Histórico Lésbico de México, América Latina y el Caribe “Nancy Cárdenas”, el cual resguarda documentos que retratan la participación de estas mujeres, que ha sido poco investigada a pesar de su enorme importancia; debido a ello las lesbianas organizadas consideraron urgente resguardar su memoria, para así evitar el olvido de la historia del movimiento lésbico mexicano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s