Menarquia, menstruación y menopausia

Por: Celia Reyna

Para la mayoría de las mujeres la menstruación y sus etapas es un suceso periódico que nos acompañará la mayor parte de nuestra vida y se presentará de manera diferente en cada cuerpo.

Las tres etapas que componen el ciclo menstrual son: la menarquía, es decir la primera vez que tendremos la menstruación, después la menstruación como tal, en donde tendremos cierta periodicidad y estabilidad y será la que dure la mayor parte de la vida, y por último la menopausia, que es cuando concluye nuestro periodo.

Cada etapa tiene sus propias características y ciclos

La menarquia puede darse desde los 11 años, sin embargo, puede ocurrir que suceda a los 8 años o a los 16 y continuará siendo normal. A partir de este momento la menstruación se presentará periódicamente, es probable que en los primeros meses el intervalo de tiempo entre una y otra varíen, sin embargo, después de un cierto tiempo se estabiliza y se establece lo que será el periodo o ciclo menstrual de cada mujer.

Es importante enfatizar que más allá de los cambios que involucran el sangrado y el ciclo menstrual, también ocurren cambios físicos como lo son: el incremento de la masa corporal; secreción de estrógenos por el ovario; expansión de la pelvis e incremento regional del tejido adiposo; crecimiento del endometrio; fluctuación de los niveles hormonales; desarrollo de las mamas y crecimiento del vello axilar y púbico.

La segunda etapa de la menstruación ocurre una vez que el ciclo menstrual se presenta de manera regular en las mujeres que no tienen alguna patología de alteración hormonal, como pueden ser ovarios poliquísticos.

Se considera como regular a una mujer que su menstruación dura de cuatro a cinco días y se produce de cada 21 a 35 días. Esta etapa puede durar hasta aproximadamente los 45 años.

El periodo menstrual en esta etapa consta de tres fases, la Folicular que ocurre antes de la liberación del óvulo y comienza con el primer día de sangrado, en esta fase los niveles de estrógeno y progesterona son bajos y como consecuencia se produce la descomposición y el desprendimiento de las capas superiores del revestimiento uterino, es decir, ocurre el sangrado.

La segunda fase es la ovulatoria, en ella ocurre el aumento en la concentración de las hormonas luteinizante y foliculoestimulante, lo que deriva en la liberación de un nuevo óvulo. Por ultimo la fase lútea, en esta se producen los cambios necesarios para una posible fertilización.

Otras características de esta etapa en la menstruación son el síndrome pre y post menstrual, este último en menos casos que el primero. Los cambios característicos son físicos y emocionales y van desde; tensión; ansiedad; depresión; cambios de humor; aislamiento social y cambios en la libido, por mencionar algunos.

En cuanto a las alteraciones físicas, pueden ocurrir; dolores de cabeza o musculares, fatiga; aumento de peso; hinchazón abdominal y sensibilidad en los senos, entre muchos otros.

Por último, la etapa de la menopausia comienza habitualmente alrededor de los 51 años, ocurre por el cese del funcionamiento de los ovarios y marca el final de la etapa fértil de las mujeres.

Algunos de los síntomas más habituales al dejar de menstruar son; insomnio, sofocamiento; incremento de la grasa corporal, alteraciones de ánimo y pérdida de masa ósea, es decir osteoporosis.

Es importante señalar que en cada una de las etapas es necesario hacerse acompañar de un especialista, pues cada una de ellas conlleva una serie de características especiales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s