Antirracismo desde casa

Por: Nancy López

El racismo es un problema social de carácter multidimensional, es decir, se expresa en distintos ámbitos como el interpersonal, el institucional y el cultural. El institucional tiene que ver con las políticas, prácticas y procesos desde las instituciones del Estado, que no garantizan igualdad a los grupos históricamente discriminados por cuestiones de “raza” y puede ocurrir mediante normas, leyes, reglamentos, asignación y acceso a recursos, otorgamiento y respeto de tierras, discursos políticos o políticas públicas que tienen efectos discriminatorios —políticas migratorias, sociales de educación, salud, empleo, servicios sociales y vivienda—.

En resumen, se trata de un sistema de opresión que se ha normalizado y legitimado, niega u obstaculiza el acceso a los derechos humanos y evita el reconocimiento de las particularidades de cada grupo, excluyéndoles de la agenda política. 

Pero entonces ¿qué puede hacer una ciudadana de a pie para eliminar el racismo?

Combatir el racismo no es una tarea irrealizable puesto que hay un ámbito desde el cual podemos ir desmontando las ideas y prácticas de la vida cotidiana que dan vida y origen al racismo estructural: el interpersonal. Este ámbito tiene que ver con actitudes, creencias, prejuicios, conductas, acciones y estereotipos que son el gérmen del racismo o se expresan en pequeñas acciones que pueden parecer inofensivas o inocentes y son fruto de la desinformación.

Para combatir el racismo desde nuestros espacios cercanos como el hogar, la escuela o el trabajo, es importante identificar qué es el racismo y sus expresiones cotidianas así como mantenernos informadas, tener voluntad para cuestionar y modificar nuestros puntos de vista; sobre todo para identificar y combatir cualquier acto que indique desigualdad, inferiorización, deshumanización, ridiculización, violencia, segregación o discriminación.

10 acciones antirracistas desde tus espacios cercanos:

  1. El primer paso para visibilizar el racismo es hablarlo y discutirlo en familia. Por ejemplo, cuando aparezca una noticia en la TV no evitemos el tema con niñas y niños De esta forma contribuimos a fomentar su espíritu crítico y sensibilización respecto a los problemas sociales.
  2. Informémonos sobre el tema, repasemos la historia de los grupos que han sido racializados y borrados de los libros de Historia de México.
  3. Cuestionemos y evitemos chistes, dichos o refranes que denigren con estereotipos a personas morenas, indígenas, afrodescenientes, migrantes. Recordemos que el humor es válido siempre y cuando no promueva discursos de odio, denigre, ridiculice la cultura de un grupo humano o que legitime la superioridad de uno sobre otro.
  4. Desechemos los prejuicios sobre que las personas migrantes o refugiadas representan una amenaza porque quitan empleos o compiten por el acceso a recursos, o un peligro porque son criminales.
  5. Cuando visistes algun pueblo con mayoría indígena o afrodescendinte muestra respeto por sus formas de organización comunitaria, su lengua, su vestimenta y sus sistemas normativos (mal llamados “usos y costumbres”).
  6. Apoya acciones en contra del despojo de tierras y defensa del territorio natural. El racismo está ligado con intereses capitales que promueven que los intereses de un grupo son mas importantes que otro.
  7. Promovamos una cultura de autoaceptación del cuerpo en las niñas y niños sin importar el color y la forma. El racismo se expresa en la imposición de estandares de belleza occidental (nariz respingada, delgadez, blancura, cabello claro, cabello lacio u ojos claros) que poco tiene que ver con los cuerpos de nuestra zona geografica y que al compararlo con los estándares provoca un rechazo, e interiorizamos en nosotras mismos el racismo de fuera.
  8. Si conoces a alguna mujer afro evita preguntarle si puede tocar su cabello, esto puede asociarse a la idea de que son extraños, raros, o algo que se puede mostrar.
  9. Es importante reconocer los privilegios del ser blanco y apoyar acciones que promuevan la igualdad racial.
  10. Las vidas, los cuerpos y los derechos de todos los seres humanos importan.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s