Mujeres: voces que exigen sus derechos

Por: Karen Mora

Desde que las mujeres mexicanas acudieron por vez primera a las urnas para ejercer su derecho a votar en 1955, hasta nuestros días, hemos luchado por la paridad de género. Este logro se cristalizó en 2019 con la reforma constitucional y aunque en este camino hemos pasado por altibajos, nunca hemos perdido el rumbo.

Habrá que recordar el papel de las mujeres en los eventos históricos más importantes, como la revolución francesa, donde el papel de las «agitadoras» fue prominente para la sublevación contra la corona; pero además, de acuerdo con la historiadora francesa Dominique Godineau, fueron justamente las mujeres quienes se agruparon primero, pues ellas tuvieron la valentía de burlar a las autoridades para incitar la revuelta social.

Recordemos además el movimiento femenino chileno de 1964 a través de los famosos cacerolazos. Esta manifestación se realizó a través de un utensilio usado por las mujeres en los hogares; de igual forma se repitieron dichos cacerolazos en Argentina en la década de los ochenta.

En México tuvimos a las llamadas «Adelitas» como un símbolo revolucionario y político de las mexicanas, o por poner otro ejemplo, el caso emblemático de la maestra alemana Elisa Griensen en Parral, quien durante la invasión norteamericana a nuestro país a inicios del siglo XX, se plantó ante el ejército gringo y les exigió salir del suelo norteño.

Hoy las mujeres ocupan escaños en ambas cámaras y demandan la paridad de género en los distintos puestos de la función pública, pero no sólo eso, sino que además avanzamos en el cambio de conciencias para que los hombres asistan y disfruten de competencias deportivas y protagonismos femeninos en el espectáculo.

Sin embargo, aún queda mucho por hacer porque, por ejemplo, una jugadora de fútbol soccer todavía no gana igual que su par masculino, y lo mismo sucede en otros deportes como el box, la lucha libre o el beisbol. En muchos espacios las mujeres seguimos siendo objeto de burla; por ejemplo, cuando nos manifestamos en redes sociales y se nos desea imponer, desde una óptica paternalista y masculina, cómo y dónde exigir nuestros derechos.

Gracias a las agitadoras, polemistas y provocadoras de nuestra historia es que en México y el mundo hemos avanzado en la agenda de los derechos humanos de las mujeres, por lo que ya contamos con normas que nos favorecen, como por ejemplo la “Ley Olimpia”, la “Ley Ingrid” o la despenalización del aborto en cinco entidades federativas de nuestro país.

No cesaremos de exigir ni protestar, y es importante expresar que en morena apoyemos una política progresista y feminista.

¿Que aún hay fallas en nuestro partido respecto a este movimiento social femenino? Claro, pero hemos abierto el camino y no dejaremos de luchar por evitar el retroceso que busca una derecha que ahora, a falta de discurso, se ha vuelto acomodaticia y llena de meras simulaciones políticas, como cuando dice apoyar a la infancia o al feminismo.

Morena va con las mujeres y por las mujeres.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s