Flora Tristán. El inicio del vínculo feminismo y socialismo

Por: Yan María Yaoyólotl

La francesa peruana Flora Tristán tuvo la extraordinaria intuición de que la emancipación de las mujeres y la emancipación de los obreros únicamente sería posible coordinada y simultáneamente, lo cual conducía al vínculo indisoluble entre la lucha sexual y la lucha de clases, entre la revolución feminista y la revolución socialista. Fue ella quien estableció, por ende, las bases para el surgimiento posterior de un feminismo con orientación de clase, el feminismo socialista y el feminismo marxista.

Flora Tristán representó en la primera mitad del siglo 19 (s. XIX) el primer planteamiento de los obreros como clase; la autoorganización de la clase trabajadora y el internacionalismo proletario en 1843, varios años antes de la aparición del Manifiesto Comunista en 1848 y del surgimiento de la Primera Internacional de los Trabajadores en 1864, Flora cristalizó el anhelo del feminismo socialista que se desarrollaría ampliamente en el siglo XX.

Flora, aunque fue ubicada como parte del socialismo utópico y reformista por Marx y Engels, fue valorada por éstos en un tiempo en que el pensamiento de las mujeres simplemente no tenía ningún valor. Y aunque no llegó a desarrollar un análisis en economía política, en varios aspectos superó a los socialistas utópicos y se adelantó a los socialistas científicos, en el libro La Sagrada Familia de Carlos Marx y Federico Engels este último hace un reconocimiento de la feminista comunista Flore Celestine; fue ella quien acuñó la proclama: ¡proletarios del mundo, uníos!

En La Unión Obrera (1843) el libro más importante de Flora para el feminismo socialista, planteó -de manera similar a los socialistas utópicos- la emancipación obrera a través de la ayuda mutua (idea romántica); un programa de organización obrera “los palacios”: vivienda, granja, fábrica y atención a obreros ancianos, enfermos, lisiados y niños (cooperativas colectivistas) y la posibilidad de una conciencia altruista de la clase burguesa (alianzas entre clases), un programa para la emancipación de la clase proletaria articulada con la emancipación de las mujeres.

En su libro La emancipación de la mujer (1845) expuso la atrevida idea feminista -en un momento en el que cada mujer era asignada por los padres a un hombre a través del matrimonio arreglado, como propiedad- que el matrimonio en realidad era la apropiación de la mujer por el hombre teniendo como centro la propiedad y por consecuencia antagónico al verdadero amor, abogando, por tanto, por la libre decisión de la mujer y el derecho al divorcio en un momento en el que este era imposible.

Ella representó la continuidad del esfuerzo de feministas anteriores como Olimpia de Gouges, Mary Wollstonecraft o Sylvia Pankhurst pero con la fabulosa comprensión de encontrar la relación de la naciente nueva clase obrera con la naciente lucha de las mujeres, es decir, el vínculo entre socialismo y feminismo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s