El trabajo doméstico, primer eslabón en la economía nacional

El trabajo no remunerado es toda aquella labor que no recibe alguna recompensa económica, y comprende principalmente las actividades de limpieza del hogar y la crianza y cuidado de las hijas e hijos, siendo las mujeres quienes más lo realizan.

Pese a que esta enorme labor no es remunerada económicamente y es poco valorada en la sociedad, el trabajo doméstico representa el primer eslabón en la economía nacional.

En México, de acuerdo con información publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en la Encuesta Nacional sobre el Uso del Tiempo (ENUT) que se realiza cada cinco años y del más reciente censo, el trabajo no remunerado en 2020 representó lo equivalente al 27.6 % del Producto Interno Bruto del país. 

De los 6.4 billones de pesos que el INEGI estima, se generaron como resultado del trabajo no remunerado en México, las mujeres contribuyeron con el 73.3 %, mientras que los hombres aportaron el 26.7 %. De igual manera, las actividades no remuneradas más realizadas y con el mayor valor económico son las que corresponden a los cuidados y apoyo de familiares con 27.9 %, seguido por la relacionada con la preparación de alimentos con 21.8 %, y por último, las actividades de limpieza que representan el 20.7 %.

Estas labores domésticas y de cuidado no tienen un salario asignado, sin embargo, el INEGI les estima un valor económico que, de acuerdo con su más reciente informe de 2020, aumentó un 15 % con respecto al de 2019, considerado el mayor incremento desde 2003 y atribuible a la pandemia.

Durante el primer año de la pandemia, se reportó un incremento en las labores domésticas no remuneradas, tanto de mujeres como de hombres, sin embargo, las actividades de cuidado continúan siendo responsabilidad de las mujeres que, en el mismo año, 2020, aumentó 2.7 veces más en comparación con lo aportado por los hombres.

De acuerdo con los datos recopilados por el INEGI, en México las normas sociales que señalan a la mujer como la encargada del hogar continúan permeando, ya que el informe reporta que las mujeres casadas aportan casi la mitad (49%) del valor económico del trabajo no remunerado en comparación con los hombres casados o mujeres solteras con el 16 y 25 % respectivamente. En contraste, a nivel nacional las mujeres representan solo el 39 % de la fuerza laboral.

Lo anterior refleja la realidad que viven muchas mujeres en México y en el mundo, donde la mayoría de las labores domésticas y cuidado las realizan sin recibir remuneración y en mayor porcentaje que los hombres. 

De acuerdo con datos de ONU Mujeres, las mexicanas en promedio dedican 50 horas a la semana para las labores domésticas y el cuidado de la familia, mientras que los hombres destinan menos de 15 horas. 

Si sumamos el trabajo no remunerado al trabajo remunerado fuera del hogar, las mujeres suman 94 horas en promedio de trabajo a la semana, mientras que los hombres destinan 74 horas, en promedio sumado ambos tipos de trabajo. De acuerdo con estimaciones de la ONU e INEGI las mujeres destinan alrededor del 70 por ciento de su tiempo en promedio al trabajo no remunerado, obligándolas a trabajar medio tiempo en actividades remuneradas.

Por: Celia Reyna

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s