¿PODEMOS “ALQUILAR NUESTROS VIENTRES”?

La “gestación subrogada” o “vientres de alquiler” está cobrando mayor protagonismo en la agenda política. Se trata de que una mujer (usualmente de bajos recursos) “alquile su vientre” durante 9 meses a otra pareja que tiene problemas para embarazarse, son homosexuales o incluso porque la mujer no quiere pasar por los 9 meses de gestación. En México como en muchos países del mundo se está abriendo el debate en el Congreso y también hay una iniciativa legislativa para considerar a los vientres de alquiler como una forma de trata de personas.

Existen muchas voces favorables a la gestación subrogada y otras tantas que no la aceptan. Estos son sus argumentos:

Propuestas a favor:

La gestación subrogada, en los países donde se practica, es una técnica más de reproducción asistida. Es una forma de asegurar que parejas que desean tener hijos logren hacerlo. Para estos países esta forma de gestación subrogada se asemeja a la donación de óvulos; solo que una mujer cede su vientre para ayudar a otra pareja a gestar a su hijo. La mujer gestante no tendría ningún vínculo genético con el bebé que nace de su vientre, ni ningún derecho o vínculo sobre el feto, sino que cedería su vientre por 9 meses.

Además, plantean que esta técnica es bastante más sencilla que la adopción pues aunque hay millones de niños en el mundo buscando una familia adoptiva, el papeleo y las trabas burocráticas lleva a muchos padres deseosos de adoptar a entrar en una larga lista de espera. 

Los países en donde esta práctica es reconocida consideran que, a pesar de la polémica, es cuestión de tiempo aceptarla. Igual pasó con los “bebés probetas” o la donación de óvulos: aunque estas técnicas fueron muy criticadas al principio, ahora se ven de manera normal.  

Propuestas en contra:

Los países que no aceptan este tipo de práctica consideran que esta técnica no se puede asemejar a la donación de óvulos, principalmente porque no es una donación, sino una transacción económica. La mujer gestante recibe un pago por sus servicios, aunque las clínicas que la practican prefieren llamarla “donación”.  En realidad, pueden denominarlo como quieran, pero la realidad es que es un mercadeo. 

Por las siguientes razones, esta práctica de reproducción se denomina como “vientres de alquiler”:

  • El cuerpo de la mujer se convierte en un objeto: se alquila un vientre como se alquila un coche.
  • Se le pone un precio al deseo de las personas a reproducirse.
  • En el caso de que el feto tenga algún problema de salud o malformación se puede obligar a la mujer que ha cedido su útero a someterse a un aborto.
  • En el caso de que el bebé nazca con alguna discapacidad, los padres pueden decidir no quedárselo.
  • No se garantiza ningún tipo de tratamiento psicológico a la madre que cede su útero en el caso de que se la someta a un aborto, o cualquier otra consecuencia física o psicológica que sobrevenga después de desprenderse del bebé después del parto.
  • No se tiene en cuenta que durante la gestación la mujer que “alquila su vientre” crea inevitablemente vínculos afectivos con el bebé.
  • En determinadas agencias la madre que alquila su vientre es separada de su familia durante los meses de gestación y sometida a duros tratamientos hormonales, antes y durante la gestación.
  • El bebé se convierte en un objeto, se mercantiliza y tiene un precio. Esto se considera trata de personas.

Ante tales argumentos, por ejemplo, el Parlamento Europeo ya se ha pronunciado y ha aprobado una moción que condena los “vientres de alquiler “ya que socava la dignidad humana de la mujer al ser utilizado su cuerpo como una mercancía. 

En México, es importante observar y presionar a nuestras legisladoras y legisladores para que defiendan los derechos de las mujeres, y lleguen a la misma conclusión prohibiendo esta práctica deshumanizante en todo el territorio nacional.

Por: Concepción García Ortiz

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s