Día de la libertad de expresión, momento para concientizar sobre condiciones laborales de mujeres periodistas

Desde hace más de 50 años se instauró en México, el 7 de junio como Día de La Libertad de Expresión, fecha en la que desde 1951 se conmemora la lucha por la defensa de un derecho fundamental para el país y que fue motivo de conflictos y movilizaciones para su reconocimiento.

Sin embargo, la fecha no solo sirve para conmemorar y reconocer la lucha de un derecho fundamental, sirve también para concientizar sobre las condiciones en las que laboran quienes se dedican a informar ejerciendo su libertad de expresión, como las reporteras y periodistas mexicanas.

En 1999 la Relatoría Especial de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) emitió el informe “Mujer y libertad de Expresión”, en el documento se analizaban las condiciones de las mujeres al momento de ejercer su derecho, destacando que la desigualdad es estructural y que la discriminación afecta directamente tanto las condiciones de vida, como laborales de aquellas que se dedican al periodismo.

Lamentablemente en su edición más reciente el análisis no se aleja mucho del de hace casi 20 años, si bien las condiciones han cambiado, los derechos de las periodistas y reporteras siguen siendo los más vulnerados, la discriminación continúa y las circunstancias en las que ejercen su labor siguen siendo precarias.

Por lo anterior, dichos como los expresados por el presidente del PRI, Alejandro Moreno, quien en un audio dice que «a los periodistas se les debe matar de hambre», son preocupantes, ya que refleja las condiciones laborales en las que se encuentran.  Situaciones en las que las mujeres son las más afectadas.

A pesar de los avances en materia de igualdad entre mujeres y hombres, las mujeres en México aún enfrentan obstáculos para poder ejercer y dedicarse al ejercicio periodístico. La mayoría de estos obstáculos son basados en razones de sexo y edad. Las mujeres que ejercen la libertad de expresión suelen tener altos perfiles públicos, lo que las coloca como objetos de ataque, sumado a las malas condiciones laborales en las que se desempeñan.

Basado en las expresiones del político representante del Revolucionario Institucional, las condiciones para el periodismo en general siguen siendo precarias, y las mujeres continúan enfrentando más retos y obstáculos de los que deberían.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s