Proyecto de Constitución chilena reconoce el derecho a los cuidados

El proyecto de Constitución de Chile que se pondrá a votación de la ciudadanía para el próximo 4 de septiembre, incluyó el derecho a los cuidados. Esto implica un reconocimiento de que todas las personas necesitan, para su bienestar y supervivencia, de una labor que hasta ahora está invisibilizada y es realizada mayoritariamente por mujeres.

Los cuidados se suelen realizar en los espacios privados y domésticos, su distribución no es equitativa ni tampoco remunerada. Por lo tanto, el reconocimiento de los cuidados como un derecho, implicaría una responsabilidad del Estado para garantizarlos, y por lo tanto, también para gestionarlos.

El movimiento feminista ha insistido en que el reparto inequitativo e invisible de las tareas de cuidados, es uno de los elementos más influyentes en las desigualdades entre hombres y mujeres. Es por ello que en varios países se han impulsado leyes e instituciones que busquen una corresponsabilidad entre las familias y las instituciones públicas, para que los cuidados sean garantizados y también para que el Estado se involucre.

En el caso chileno, su reconocimiento en el nivel constitucional sería el primer paso para que en el futuro se implementen políticas públicas que le permitan a más mujeres gozar de una redistribución de esta labor y así construir una sociedad más justa para todas las personas. Se trata de una garantía fundamental para avanzar a un Estado Social, tal y como se proyecta en la nueva Constitución.

Las leyes relativas a los cuidados serán las siguientes:

Artículo 49

1. El Estado reconoce que los trabajos domésticos y de cuidados, son trabajos socialmente necesarios e indispensables para la sostenibilidad de la vida y el desarrollo de la sociedad. Constituyen una actividad económica que contribuye a las cuentas nacionales y deben ser considerados en la formulación y ejecución de las políticas públicas.

2. El Estado promueve la corresponsabilidad social y de género e implementará mecanismos para la redistribución del trabajo doméstico y de cuidados, procurando que no representen una desventaja para quienes la ejercen.

Artículo 50

1. Toda persona tiene derecho al cuidado. Este comprende el derecho a cuidar, a ser cuidada y a cuidarse desde el nacimiento hasta la muerte. El Estado se obliga a proveer los medios para garantizar que el cuidado sea digno y realizado en condiciones de igualdad y corresponsabilidad.

2. El Estado garantiza este derecho a través de un Sistema Integral de Cuidados, normas y políticas públicas que promuevan la autonomía personal y que incorporen los enfoques de derechos humanos, de género e interseccionalidad. El Sistema tiene un carácter estatal, paritario, solidario y universal, con pertinencia cultural. Su financiamiento será progresivo, suficiente y permanente.

3. Este Sistema prestará especial atención a lactantes, niñas, niños y adolescentes, personas mayores, personas en situación de discapacidad, personas en situación de dependencia y personas con enfermedades graves o terminales. Asimismo, velará por el resguardo de los derechos de quienes ejercen trabajos de cuidados.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s