El trabajo doméstico, una labor que debe compartirse

En el marco del 22 de julio, Día Internacional del Trabajo Doméstico, te invitamos a reflexionar sobre esta ardua labor que mayoritariamente hacen las mujeres, y que no es reconocida ni remunerada cuando se hace en su propia casa.

Al hablar de trabajo doméstico nos referimos desde preparar alimentos, ir por las compras, lavar la ropa, limpiar la casa, cuidar de las hijas e hijos e incluso cuidar de personas mayores enfermas, hasta administrar el dinero destinado para los gastos del hogar. 

Todas estas actividades representan un aporte económico considerable, pues por las labores sólo de limpieza se gastarían entre 7 y 13 mil pesos mensuales, más el cuidado de los menores, la preparación de alimentos y el cuidado de personas adultas mayores.  

Al final de cuentas las mujeres que se dedican al hogar están aportando su trabajo, para que el esposo o pareja, pueda tener crecimiento laboral y personal.

En México, de acuerdo con información publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en la Encuesta Nacional sobre el Uso del Tiempo (ENUT) que se realiza cada cinco años y del más reciente censo, el trabajo no remunerado en 2020 representó lo equivalente al 27.6 % del Producto Interno Bruto del país.

Lo ideal es que los hombres participen en estas labores de forma equitativa y ejerzan su paternidad de forma responsable, involucrándose en la crianza y cuidados de hijas e hijos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s